MEDITACION PARA REIKI

 

En primer lugar hay que sentarse cómodamente con la columna alineada.

 

Es importante lograr la comodidad total y la relajación de absolutamente todos los músculos del cuerpo, debes desconectar el teléfono y procurar que no se te moleste. Una vez lograda la posición, coloca tus manos sobre las rodillas con las palmas de las mismas apuntando hacia arriba y cierra los ojos. Respira suavemente, concentrándote en cómo inhalas el aire por la nariz y cómo lo exhalas lentamente por la boca. Al inhalar experimenta la sensación de cómo la energía del Universo ingresa desde el centro de tu cabeza y va descendiendo a todo tu cuerpo, por tu nariz, tu garganta, tu corazón, de ahí a las palmas de tus manos y hacia tus pies. Te llenarás de energía universal.

Al exhalar observarás como el estrés, los problemas, la ansiedad se alejan de ti, con cada exhalación que realizas, las preocupaciones se van.

 

Una vez has logrado conectarte con la energía, la adquieres desde tu cabeza al inhalar y la desprendes de tus manos al exhalar, de esta manera todo tu ser se va alineando y preparando para recibir la energia universal, poco a poco, sin prisa, hasta que sientas como la energía recorre todo tu Ser.

 

Puedes practicar esto durante unos quince minutos diarios, y especialmente antes de una sesión de Reiki.

 

 

 

 

MEDITACIÓN PARA CONOCER TU ANIMAL DE PODER

 

 

1. Escogemos un lugar tranquilo, sin ruidos, procuraremos que no podamos ser distraídos, para ello pondremos el móvil en silencio

 

2. Una vez tengamos el lugar y el tiempo necesario, procederemos a ambientar el lugar, con conos o varitas de incienso, que quemaremos y música suave que nos invite a la relajación

                                                                                                                         

3. Cuando estemos preparados, con los ojos cerrados, el cuerpo totalmente relajado y respirando suave pero profundamente, a fín de entrar en un estado alterado de consciencia.

 

4.Respiraremos de forma rítmica, a continuación, imaginad que caminamos por un lugar hermoso, entre árboles y montañas, rodeando un riachuelo de aguas claras, debemos sentir que estamos en la naturaleza en un espacio natural donde nuestros sentidos se activarán, pues sentiremos las fragancias de las flores y plantas que se encuentran en el lugar, escucharemos los sonidos del agua…

 

5. Caminaremos por este lugar en plena naturaleza hasta llegar a un espacio abierto, allí, nos sentaremos y nos relajaremos un poquito más, poco a poco iremos sintiendo como nuestro cuerpo está cada vez más relajado, es en ese momento que le pedimos a la naturaleza que nos muestre el espíritu de un animal.

 

6. No tenemos prisa, estamos relajados en un lugar maravilloso, poco a poco, observamos como va apareciendo la figura de un animal que se dirige hacia nosotros.

 

7. Una vez, este frente a nosotros, reconoceremos que es nuestro animal de poder.

 

8.Para asegurarte que es tu animal de poder, pídele que te muestre lo que ha venido a enseñarte, sentirás las respuestas en ti, dadle las gracias

 

9. Ahora, debemos volver, tomate el tiempo que necesites para ello, abre los ojos muy despacio y ve despertando poco a poco, hasta tomar contacto con la realidad.

 

Ya conoces a tu animal de poder, ahora te toca a ti saber todo lo posible sobre él.

 

Una vez sabemos cuál es nuestro animal de poder y conocemos sus cualidades podemos invocarlo cada vez que necesitemos de su consejo o cualidades, pues su espíritu siempre nos acompaña

 

Este enlace es música de relajación

 

https://youtu.be/C7kbQXvYKs0

MEDITACIÓN CON SONIDO DE DELFINES

 

Elige un lugar cómodo, tranquilo y alejado del ruido y coloca alguna música con
temas de océanos, delfines, o tan solo una fuente…

Ahora cierra tus ojos y en una posición cómoda, estas list@? toma tres respiraciones profundas y suaves,  sin prisa suavemente, ve exhalando…

Toma una respiración más y lleva tu mano derecha a tu corazón, mientras exhalas suavemente, coloca tu mano izquierda sobre la derecha.


Comienza a respirar de  manera  normal, deja que el ritmo de tu corazón te dé la pauta a seguir, deja que tu corazón marque el ritmo de tu respiración, serena, tranquila, acelerada o lenta como deba de ser, ábrete a sentir y déjate fluir.


Deja pasar todo aquello que te pueda distraer, no detengas los pensamientos, tan solo, dejalos ir, ahora solo existes tú dentro de tu corazón sagrado, cualquier sonido, cualquier ruido o pensamiento, forma parte de este espacio, forma parte de tu meditación.


Ahora  visualiza, crear o imagina  con la ayuda de tu tercer ojo (Ajna), como un tubo de luz  blanca..., azul,,,,, surge de la Tierra y te envuelve de los pies a la cabeza, de la cabeza a los pies, cada vez te sientes más cómoda ese tubo de luz, es parte de ti, es tu segunda piel.

 

Ahora, te encuentras en una playa, el sol brilla en lo más alto, sus rayos acarician tu piel sin dañarla, miras al frente y sientes deseos de bañarte, el mar está tranqulo, tiene un color especial, caminas lentamente hacia el mar, despacio, estás contenta, estás bien, te apetece nadar.

 

Centenares de millones de burbujas fluyen a tu alrededor, delfines dorados coronados y multicolores nadan junto a ti, 


De las plantas de tus pies y de tus manos fluyen millones de burbujas que pueden o no ser de algún color en especial, llénate de ellas y fórmate un cuerpo de los pies a la cabeza, con tus manos…


Disfruta la energía y vibra en ella, tomate el tiempo que necesites.


Poco a poco sales del agua, sientes la alegria en tu corazón, mientras caminas expandes millones de burbujas al universo, a la tierra...

 

Poco a poco regresas.....

 

Recomendar esta página en:

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio Recomendar esta página Recomendar esta página
© Maria Romera Fernández

Página web creada con 1&1 Mi Web. Google+